Hemeroteca de la sección “Guillermo Samperio”

    Después de que Ulises le hizo el amor a Circe, ella dijo: «Eres un cerdo, condenadote»

Guillermo Samperio

Comentarios No hay comentarios »

Guillermo Samperio  La letra ene envidia a la eme porque ésta tiene una nalga más.

Guillermo Samperio

Comentarios No hay comentarios »

Guillermo Samperio  Las cosquillas son las hormigas del cuerpo.

Guillermo Samperio

Comentarios No hay comentarios »

Guillermo Samperio  El espejo que huye lleva agua de ríos subterráneos en sus imágenes. Debido a ello ningún hombre puede mirarse dos veces en el mismo espejo. En la segunda ocasión, las corrientes profundas del espejo podrían arrastrarlo y perderlo.

Guillermo Samperio

Comentarios No hay comentarios »

 Enciendo mi cigarro sin darme cuenta de que tengo otro encendido; este me lo fumo en la memoria, aquel es mi absurdo.

Guillermo Samperio

Comentarios No hay comentarios »

 Cuando beso tus labios de agua, nunca son los mismos.

Guillermo Samperio
La otra mirada. Antología del microrrelato hispánico. Edición de David Lagmanovich. Ed MenosCuarto – 2005

Comentarios No hay comentarios »

 Los vidrios de los trenes llevan untada la nostalgia.

Guillermo Samperio

 

Comentarios No hay comentarios »

 Un cerillo, ataviado de novio, sale hacia la iglesia. Al llegar se entera, por boca de los cerillos parientes, que la novia escapó en compañía de un cerillo vestido de amante. El novio frota su cabeza y aparece un pequeño bonzo ardiendo bajo el cigarro.
Guillermo Samperio

Comentarios 1 comentario »

Guillermo Samperio En mi mente de arena transita sobre el horizonte una caravana de camellos contra media naranja solar y una grácil palmera.

Guillermo Samperio

Comentarios No hay comentarios »

Guillermo Samperio Mujer que hace el amor como diosa ofrece serafines y querubes en adopción.
Guillermo Samperio

Comentarios No hay comentarios »