Hemeroteca del 24 agosto, 2017

    El mejor cobijo lo he encontrado debajo de los árboles frondosos. Las cúpulas de las iglesias me aplastan, a las casas les falta ventilación, en los puentes la humedad te cala los huesos y adentrarse en las cuevas supone pactar con la negrura. Solo cerca de la corteza de un árbol presiento el acogimiento de las madres.

Mario Pérez Antolín
La más cruel de las certezas. Ed. Baile del Sol, 2013

Comentarios No hay comentarios »