javier Ximens  Me he comprado unas gafas que detectan el calor del cuerpo humano y permiten ver en la oscuridad. Las llevaban unos soldados en una película moderna de esas que no entiendo. A mí las que me gustan son las que veía contigo, dados de la mano, en la última sesión de los sábados en el cine Coliseum, las mismas que luego volvieron a televisar presentadas por Carmen Sevilla. Por eso he pedido a nuestro nieto que me busque a buen precio una colección del cine español.
En estas largas vigilias de insomnio y soledad me siento como encerrado en una filmoteca donde reponen todos los recuerdos. A veces lloro, igual que con las torturas en «El crimen de Cuenca», por un delito del que no soy responsable: sobrevivirte. Mas ahora volveré a ver las películas en mi habitación, con la luz apagada, y me reiré hasta perder la dentadura. Además, las noches que sienta tu calor a mi lado me colocaré las gafas esas, te daré la mano y te veré como cuando estábamos en la penumbra del cine, aunque sea todo en verde.

Javier Ximens
http://ximens-montesdetoledo.blogspot.com.es/2014/11/funcion-de-noche.html
3 comentarios en “2.284 – Función de noche”
  1. Eduardo Mancilla dijo:

    Excelente.

  2. Paloma Hidalgo Díez dijo:

    Mira que llegas a las aurículas cuando te lo propones eh! Cuánta ternura.
    Un beso Javier.

  3. Belén Sáenz dijo:

    Cuánta ternura, es una narración muy hábil y elegante. Felicidades, Javier.

Escribe un comentario

*