EspidoFreireP  El ahogado apareció días más tarde, hinchado, azulado, tumefacto. Su madre lloró por él, le dio un buen tirón de orejas, le mandó a la cama sin cenar y le riñó severamente por escaparse de casa sin avisar y meterse en peleas.

Espido Freire
Antología del microrelato español (1906-2011). Ed. Catedra.2012
Escribe un comentario

*