No tenía ningún deseo que pedir y sí mucho frío: a tomar por culo las perseidas.

Enrique Rius Peña
cortominuto.wordpress.com/2015/11/16/perseidas/
Escribe un comentario

*