Sé que no te has dormido porque oigo el ruido que haces al pensar, que es más pedregoso que el de los sueños, como de ladera desmoronándose. Y si encendiera la luz, no me cabe duda de que estarían todos tus pensamientos desparramados por la cama. Pero no me atrevo a verlos. Cuando al fin, empujo sin convicción un «qué piensas» cauteloso por lo oscuro del espacio, contestas. Y ese «nada» tuyo suena como un disparo en el cuarto. Es como una guillotina que corta la cama en dos. Y yo me quedo a vivir, ya para siempre, en la parte más helada.

Miguelángel Flores
De lo que quise sin querer – Ed. Talentura – 2014

Un comentario en “3.494 – Alud”
  1. rosi buscaglia dijo:

    Excelente SUPERABUELO
    Descarnadamente real ALUD

    Gracias por esta página!!!!!

Escribe un comentario

*