Veremos qué tan buena adivina eres, dijo mostrando sus muñones.

Benjamín Carrario
Escribe un comentario

*