Un cuento al día va a dejar de publicarse.
No puedo dedicarle toda la atención que me gustaría, y el esfuerzo que me supone, económico y de tiempo, empieza a ser desproporcionado con el número de suscriptores que abren los correos.
Así que el próximo 24 de julio, aprovechando que el número del cuento es primo*, haré el último envio.
Gracias a todos los autores que han soportado sin rechistar, e incluso han agradecido, que sus cuentos aparecieran aquí.
Gracias a todos aquellos que han tenido la gentileza de enviarme sus cuentos para publicar. Y a todas las páginas web, de las que he tomado prestados muchos relatos para mis envíos.
Y, por supuesto, gracias a todos los que habéis permitido que invadiera vuestros correos todas las mañanas.
La página seguirá disponible en la Web hasta mediados de agosto. A partir de esa fecha, y como parece bastante dificil que Google la compre, desaparecerá.
Un abrazo a todos, y hasta siempre.

Carlos G. Barba

*una excusa como otra cualquiera.

17 comentarios en “Fue bonito mientras duró”
  1. Trinidad Grande dijo:

    Que raro será ahora desayunar sin cuento, solo tostadas. Muchas gracias por el tiempo invertido, fue mucho lo que aprendí y disfruté.
    Mucha suerte, mucha salud y un abrazo.

  2. Carlos dijo:

    Qué pena

  3. Javier Ximens (Jiménez Domínguez) dijo:

    Muchas gracias a ti, Carlos, por habernos traído tantos cuentos y autores que ami me han agradado cada mañana.

  4. Julio David dijo:

    Me rehúso a creerlo. No no no.
    ¡Un gran NO!

  5. Trinidad Grande dijo:

    Será raro desayunar café sin cuento. Gracias por el tiempo y trabajos dedicado.
    Salud y un abrazo.

  6. Paco dijo:

    Gracias a ti por tu esfuerzo y amor a la lectura, que ha hecho posible empezar el día de una forma agradable, incluso los lunes

    Seguiremos disfrutando mientras podamos.

  7. Ana dijo:

    ¡Gracias a ti! Abrazos

  8. nuchi dijo:

    Muchas gracias a ti, Carlos, por tu dedicación y esfuerzo.
    Seguro que surgirán nuevos proyectos que te llenarán la vida.
    Un abrazo
    Nuchi

  9. Miguel Ángel Molina López dijo:

    Pues una verdadera lástima ya que a mí me resultaba muy enriquecedor conocer muchas historias que desconocía. Solo me queda agradecerte el haber contado con mis microrrelatos para muchas de tus entradas y desearte lo mejor en futuros proyectos.

    Un abrazo y enhorabuena por el trabajo.

  10. Lura Mel dijo:

    Gracias Carlos por tu gentileza. Disfruté mucho de tus envíos, a pesar de que descubrí esta página tarde. Es una lástima que páginas de difusión como la tuya desaparezcan.
    Un abrazo
    Soy Laura, de Buenos Aires.

  11. Gabriel Ramos Zepeda dijo:

    Una muy mala noticia para la minificción o microrrelato
    Saludos cordiales y mi agradecimiento por todo el trabajo
    Gabriel Ramos

  12. Beatriu dijo:

    No fue bonito, fue maravilloso. Cómo echaremos en falta los cuentos! Gracias por todos los placeres que nos has proporcionado durante estos años.

    Un abrazo.

    Beatriu

  13. C e dijo:

    Qué lástima.

    Lo entiendo y lo siento, es una pena que sitios que ayudan a mantener y difundir la cultura sufran los estragos de la crisis y postcrisis. He disfrutado mucho de los textos compartidos en Un cuento al día. Gracias y mis mejores deseos.

    Que sigas disfrutando de la lectura.
    Un saludo.
    Cristina.

  14. Antonio Campuzano dijo:

    Una pena. Muchas gracias por tu esfuerzo y dedicación Carlos. Además ya no nos vemos ni en el teatro. A ver si el próximo curso lo arreglamos.
    Un abrazo fuerte

  15. Juan Pessio dijo:

    Una verdadera lástima. Las mañanas ya nunca serán igual

  16. Marisol dijo:

    ¡Caramba Carlos! cómo nos das este disgusto en pleno verano!. Pues muchas, muchas gracias por haberme incluído hace ya un tiempo. Los he disfrutado un montón y los echaré de menos. Pero todo pasa….aunque quizás me puedas contar alguno cuando nos veamos en el teatro. Un abrazo fortísimo.

  17. Eduardo Mancilla dijo:

    Mil gracias Carlos, por tomarte la hermosa molestia de alegrarnos la vida con tanta cosa buena. Abrazo, a tus órdenes desde Rosario, Argentina.

Escribe un comentario

*