Pedro Herrero_110921 La noche anterior han discutido por tonterías, como tienen por costumbre, levantando más la voz y diciendo esas cosas que se dicen sin pensar, cuando la rutina conyugal no da motivos suficientes para perder los estribos, y es preciso recurrir a antiguas ofensas y sospechas sin fundamento. Por eso, temerosa de haberlo calumniado por culpa de un vulgar ataque de celos, la mujer prepara hoy a su marido una fiesta sorpresa, para decirle que lo quiere mucho y para que sepa que -aparte de ella- también lo quiere mucho un montón de gente. Con esta finalidad ha llamado a sus amigos, ha reunido a buena parte de la familia, ha elegido la jornada en que su guardia nocturna como enfermera en el hospital (que hoy ha podido cambiar con una compañera) obliga al hombre a hacerse la cena cuando llega a casa después del trabajo. Lo ha dispuesto todo para que, cuando él abra la puerta del piso y prenda la luz del recibidor, le caiga encima una lluvia de confeti, una salva improvisada de aplausos, el alboroto de unas voces coreando su nombre con entusiasmo. Todo ello, seguido de un silencio sepulcral de todos los presentes, que le permita explicar entonces –sin prisa y con argumentos satisfactorios- quién demonios es la señorita que lo acompaña.

Pedro Herrero
http://www.humormio.blogspot.com.es/2012/09/cena-fria.html
3 comentarios en “1.546 – Cena fría”
  1. “A pleno sol” | IoSonoValeria dijo:

    […] Podéis leerlo aquí: http://www.uncuentoaldia.es/?p=9383 […]

  2. Arturo Fraga Salazar dijo:

    Se veía venir en cuanto se habla de fiesta sorpresa, pero el micro está tan bien hecho que se necesita leerlo para quedar satisfecho.

  3. Paloma Hidalgo dijo:

    Cena helada, como debió quedársele la sangre al interfeto. Muy tuyo Pedro. Me ha gustado leerte.
    Un abrazo

Escribe un comentario

*