Entradas con la Tag “Sábado”

julio_cortazarqw   Solo en sueños, en la poesía, en el juego —encender una vela, andar con ella por el corredor— nos asomamos a veces a lo que fuimos antes de ser esto que vaya a saber si somos.

Julio Cortazar
Rayuela

Comentarios No hay comentarios »

 enrique-rius-pena   Todos los padres están razonablemente seguros de que el pequeño campo de fútbol en las afueras de Menongue se encuentra limpio de minas.

Enrique Rius Peña
cortominuto.wordpress.com/2015/10/20/minas/

Comentarios No hay comentarios »

manuel espada   A la paciente le parecían preciosas las notas de amor que el médico le escribía en las recetas, por eso se enamoró del farmacéutico que se las leía.

Manu Espada

Comentarios No hay comentarios »

enrique-rius-pena   Ligeramente rezagada la de alegría, dos lágrimas recorrían su cara en reñida competencia. Delante del espejo esperaba el resultado con el bote de somníferos en la mano.

Enrique Rius Peña
cortominuto.wordpress.com/2015/11/23/lagrimas

Comentarios No hay comentarios »

cesar_gavela   Entonces creía que era eterno. Como una estatua que podría pensar y mirar siempre. Hasta que salí del mármol.

César Gavela
Velas al viento. Ed Cuadernos del vigía. 2010

Comentarios No hay comentarios »

Juan_jose_Arreola   Más arriba, a la izquierda, tengo algo muy dulce para ti. (Ella se obstinó en el hígado y no supo el corazón de Prometeo.)

Juan José Arreola
Después de Troya. Ed. Menoscuarto.2015

Comentarios No hay comentarios »

Jorge F. Hernandez   Luego de doce horas de vuelo, el viejo cerró su libro y se bajó de la hamaca.

Jorge F. Hernández

Comentarios No hay comentarios »

Pedro-Ugarde-Art    Estás en casa, y es de noche, y apagas la última luz. Qué extraño: de pronto todo desaparece.

Pedro Ugarte
Mar de pirañas. Menoscuarto. 2012

Comentarios No hay comentarios »

ADOLFOBIOYCASARES300   Tal vez haya indiferencia entre las cosas.

Adolfo Bioy Casares

Comentarios No hay comentarios »

manuel espada   —¡Parad! —gritó Moisés. —¡Hay erratas! ¡Olvidad lo que he dicho! —vociferó para aplacar la tormenta mientras la muchedumbre se masacraba.
El editor del profeta corrigió el texto en la segunda edición. Era demasiado tarde para la Humanidad, pero resultó un negocio redondo para la editorial.

Manuel Espada
http://latormentaenunvaso.blogspot.com.es/search/label/Concurso%20Tormenta

Comentarios No hay comentarios »