Entradas con la Tag “Sábado”

    Ser Alicia y Conejo y perseguirse por túneles variados y encontrarse y fundirse iniciar la mitosis dividirse ser Alicia y Conejo perseguirse.

Ana María Shua

Comentarios No hay comentarios »

    Sobre su recurrente sueño siempre flotaba la angustia de despertarse.

Enrique Rius Peña
https://cortominuto.wordpress.com/2017/03/24/pesadilla/

Comentarios No hay comentarios »

    Me senté en la última fila del autobús escolar, suplicando baches. Por fin salíamos de excursión toda la clase, y mis compañeras se regocijaban en sus asientos, mientras piropeaban al conductor. La profesora decía que la primavera no tiene remedio. Unos días antes yo había hecho el amor por primera vez. Sin precauciones.

Beatriz Alonso Aranzábal
Mar de pirañas. Menoscuarto. 2012

Comentarios No hay comentarios »

   Buscó en su cara un gesto, un parpadeo… un signo cualquiera que la ayudara a reconocer en aquel desconocido al hombre que esperaba. Pero el muy bastardo seguía sin aparecer, y ella cobró el servicio.

José Manuel Ortiz Soto

Comentarios No hay comentarios »

Carlos Almira   El poeta de moda murió y levantaron una estatua. Al pie grabaron uno de los epigramas que le valieron la inmortalidad y que ahora provoca la indiferencia o la risa, como la chistera, el corbatín y la barba de chivo del pobre busto. El Infierno no es de fuego ni de hielo, sino de bronce imperecedero.

Carlos Almira
Mar de pirañas. Menoscuarto. 2012

Comentarios No hay comentarios »

benjamin griss   Eres el acierto más grande con el que he tropezado.

Benjamín Griss

Comentarios No hay comentarios »

ESTEBAN DE GARIBAY    Decía un gentilhombre a una señora:
—Beso pies y manos de vuesa merced.
Y ella le dijo:
—¿Por qué os olvidáis, señor, de otra estación que está en medio?

Esteban de Garibay (Mondragón 1525-1599)
Cuentecillos para el viaje.Ed. Popular-2011

Comentarios No hay comentarios »

timoneda   Estando un barbero afeitando a un gentil hombre en su casa, el cual estaba muy mohino dél por ser tan parlero que cuando vino a hacerle la barba, dijo:
—Señor, ¿cómo manda que le haga la barba?
Respondió el gentilhombre:
—Callando.

Juan de Timoneda
(Valencia ¿- 1583)
Cuentecillos para el viaje.Ed. Popular-2011

Comentarios No hay comentarios »

julio_cortazarqw   Solo en sueños, en la poesía, en el juego —encender una vela, andar con ella por el corredor— nos asomamos a veces a lo que fuimos antes de ser esto que vaya a saber si somos.

Julio Cortazar
Rayuela

Comentarios No hay comentarios »

    Todos los padres están razonablemente seguros de que el pequeño campo de fútbol en las afueras de Menongue se encuentra limpio de minas.

Enrique Rius Peña
cortominuto.wordpress.com/2015/10/20/minas/

Comentarios No hay comentarios »